Buñuelos de Cuaresma

Hola a todos!

pues con esta receta estreno esta nueva sección de la web. Para cada receta que haga os contaré un poco la historia que hay detrás de ella y empezaré con esta que para mi es esencial.

Aquí en Mataró, y supongo que en más zonas de Catalunya, los miércoles y viernes de Cuaresma, las pastelerías venden buñuelos. Cuando mi madre aún trabajaba, prácticamente cada miércoles y cada viernes se presentaba en casa con una bolsita de papel con 4 o 5 buñuelos (tenían la pastelería al lado del trabajo y le llevaba un caprichito a su niño!). Además de eso, el Viernes Santo mi hermana se presentaba siempre con una bandeja de buñuelos para el triple de los que éramos y nos poníamos las botas. Lo que siempre me ha dado rabia de este tipo de dulce es que sólo estuviera disponible durante unas semanas al año… pero supongo que por eso fue una de las primeras cosas que me atreví a hacer (eso y ver que en las pastelerías son tan caros para lo básico que son sus ingredientes… todo hay que decirlo!)

El buñuelo se hace con un tipo de masa llamada «choux» (que también sirve para hacer lionesas) y vereis que es muy gracioso ver cómo crece a medida que se va cociendo.

Buñuelos de Cuaresma
Imprimir receta
Raciones
40 buñuelos (aproximadamente)
Raciones
40 buñuelos (aproximadamente)
Buñuelos de Cuaresma
Imprimir receta
Raciones
40 buñuelos (aproximadamente)
Raciones
40 buñuelos (aproximadamente)
Ingredientes
Para la masa
Para el relleno
Raciones: buñuelos (aproximadamente)
Instrucciones
  1. En un cazo, pon los líquidos con el azúcar, la sal, la canela y la piel de limón a calentar a fuego medio. Cuando cueza, bájale el fuego y dejala cociendo a fuego bajo para que infusione y coja bien los distintos sabores.
  2. Cuando haya cocido un poco, añade la mantequilla cortada a daditos y muevelo para que se integre correctamente.
  3. Cuando esté la mantequilla integrada correctamente, añade toda la harina de una única vez para escaldarla. Remuévela hasta que se despegue de las paredes del cazo y retírala del fuego.
  4. Ahora hay que preparar el brazo... el proceso de creación de la masa choux pasa por ir integrando los huevos, uno a uno, a la mezcla anterior. Al principio de añadir cada huevo te dará la sensación de que la masa se está cortando, pero si sigues trabajándola verás que cada huevo se va integrando correctamente hasta obtener una masa consistente pero suave.
  5. Una vez lista tu masa, prepara una sartén con abundante aceite para freir los buñuelos. Cuando el aceite tenga la temperatura adecuada, toma la cantidad de masa que cabe en una cucharilla pequeña y, ayudándote con otra cucharilla, desliza la masa dentro del aceite. Deberás freir los buñuelos hasta que tomen un color marrón no muy oscuro por toda su superficie. Repite este proceso con todos los buñuelos.
Comparte esta receta
 
Funciona gracias aWP Ultimate Recipe